X

 “  Sólo cerrando las puertas detrás de uno se abren ventanas hacia el porvenir”

F. Sagan

¿Cuál es nuestro Proyecto Educativo?

Nuestro Proyecto Educativo Institucional, es una obra colectiva de transformación permanente.   Es un instrumento para avanzar hacia los retos institucionales, que recogiendo las transformaciones del contexto, direcciona los diversos procesos al interior de la Comunidad, determina los compromisos académicos, administrativos, investigativos y de proyección social, estableciendo las exigencias y reformas de nuestra institución.[1]

 

Nos orienta hacia el mejoramiento continuo a través de la gestión integral, de calidad y excelencia académica, nos acerca cada día más a nuestra opción misional y a la consecución de nuestra visión.  Es nuestro itinerario educativo, el camino para la realización de nuestro empeño profesional.

 

Al definir en su titulo el objeto de nuestra tarea, definimos también allí la meta de nuestra misión y visión educativa: propiciar ambientes que permitan Buenos ciudadanos, con calidad humana, autómos, honestos y gestores de paz.

 

Nuestro proyecto se funda en unas creencias que son la fuente de donde emana nuestro quehacer:

 

•         la interpretación de la educación como un proceso permanente que posibilita el desarrollo de las potencialidades del ser humano y como factor imprescindible del progreso socioeconómico y cultural.

 

•          El reconocimiento del estudiante como agente protagónico del proceso educativo, dentro de ambientes pedagógicos que permitan “aprender a aprender, aprender hacer, aprender a convivir con los demás y aprender a ser”.

 

•         La  concepción de la realidad como una entidad dinámica e inacabada, cuyas directrices de cambio y perfeccionamiento se  consideran, responsabilidades del ser humano.

 

•          El carácter relativo  del conocimiento y de la verdad; lo cual lleva al sujeto a permanecer en una constante actitud de búsqueda, de respeto a la pluralidad ideológica y cultural sin intolerancia ni dogmatismo.

 

•          La concepción antropológica que reconoce la dimensión histórica del ser humano, en su naturaleza social, autónoma, trascendente y ética


[1] Ver anexo 3: Mapa del PEI

 

¿Y nuestros Retos?

Inmersos en la dinámica educativo, el Instituto ha desarrollado un modelo de gestión de calidad, a través del cual desea hacer realidad las metas establecidas en los planes de mejoramiento y el plan estratégico 2008-2012:

 

a. Acreditación de calidad según estándares internacionales.

 

b. Fortalecimiento del bilinguismo y desarrollo de habilidades comunicativas.

 

c. Desarrollo de pensamiento tecnológico y científico.

 

d. Fortalecimiento y desarrollo de la investigación pedagógica.

 

e. Articulación curricular desde la perspectiva del Sistema Preventivo.

 

f. Articulación con la educación superior y fortalecimiento de los énfasis institucionales.

 

Los retos nos llaman cada día a comprometernos con nuestra misión y a reconocer los cambios que el contexto nos coloca, esa reinterpretación constantes nos posibilita dar respuestas asertivas, con lo cual la madurez al paso del tiempo no nos sedentarisa ni anquilosa, sino que por el contrario nos da la agilidad y dinámica necesaria para responder a los tiempos.

¿Cuáles son nuestros Objetivos Generales?

a. Integrar una verdadera Comunidad Educativa a través de una educación humana y humanizante que garantice la formación de personas comprometidas con la vida, la familia y la sociedad.


b. Formar personas con una actitud reflexiva, crítica, democrática y participativa frente a los acontecimientos científicos, tecnológicos, culturales, políticos y sociales.

¿Cuáles son nuestros Objetivos Específicos?

a. Construir una familia  conformada por la Comunidad Educativa cuyo principio de vida se fundamente en una educación que personalice, humanice y socialice.


b. Presentar una cosmovisión cristiana del hombre, de la vida, de su historia, del saber y del mundo a la luz del evangelio.


c. Considerar al estudiante como razón de ser del Colegio y como centro de su acción educativa.


d. Orientar la formación de la familia educativa de tal forma que se tome conciencia del valor como persona, como sujeto del  propio desarrollo, como ser social, activo, singular, autónomo y trascendente, capaz de dar respuestas acertadas a situaciones imprevisibles en un mundo en constante cambio.


e. Valorar los recursos naturales dentro de una cultura ecológica garantizando su conservación, protección y utilización de una manera racional para el mejoramiento de la calidad de vida.


f. Desarrollar la creatividad e imaginación a través de expresiones  lúdicas, artísticas, deportivas, favoreciendo el uso adecuado del tiempo y asumiendo actitudes que conlleven al desarrollo físico y mental del  individuo.


g. Inducir a la familia educativa hacia el conocimiento del desarrollo histórico del hombre y su devenir social, en lo científico, tecnológico, político, artístico, social, humanístico, mediante procesos curriculares y extracurriculares.


h. Crear  estrategias que posibiliten la apropiación de: el Manual de Convivencia y de Funciones, los programas curriculares y extracurriculares, los horarios y demás elementos que proporcione la Comunidad Educativa, para el crecimiento personal y la convivencia fraterna.


i. Favorecer el desarrollo de programas de proyección a la comunidad que permitan el bienestar y mejoramiento de la calidad de vida de las personas que habitan en nuestro entorno.


j. Propiciar la formación de una cultura democrática a través de acciones y procesos que lleven a la práctica de una ética ciudadana.